El Endogarnismo Criollo

Florencia Cacherano, de Napoli, conoce en la Universita di Palermo a Sila Sahin, de Estambul, terminando el doctorado en economía en la Universidad de Marmara, donde se graduara de economista Recep Tayyip Erdoğan, fundador del Partido de la Justicia y el Desarrollo y quien alcanza la Presidencia, después de haber estado preso por intolerancia religiosa y ser Primer Ministro.

Sila se hace amiga en el Líbano de Salín Hobaica, docente de ciencias políticas en Valencia, en un viaje apostólico por agradecimiento a San Charbel y conocer la Ciudad de los Cedros. A la turca se percibe con la “nostalgia” que en Turquía se atribuye a su nombre, confesándole que en su tesis de grado, “Venezuela, una democracia estable”, premiada con publicación, afirma que sustentada en la Constitución de l961, para el 89 era un país próspero y con bases institucionales sólidas para adentrarse en la modernidad hacia finales del Siglo XX y los inicios del XXI (Brewer). Hobaica responde que en Caracas, para algunas fuentes, se ha intentado un “Coup dé Etat” parecido al que presuntamente tramara Erdogan, poniendo al ejército a manifestar haber tomado el poder, ante la pérdida de legitimidad del Presidente, calificándolo de traidor. Sila expresa irónicamente que en Turquía no hay rincón donde no se diga que aquello fue una tramoya del propio Erdogan. Florencia acota, que sus padres inmigrantes, pero ya maracuchos, han oído que para la oposición lo que el gobierno pretendió hacer, como enredo dispuesto con ingenio y disimulo, terminó en un bofetón a la seriedad:

  1. Maduro no contó con militares para su montaje,
  2. No fue exitosa la siembra de armas como material electoral en la AN y
  3. A diferencia de Turquía nadie salió a defender el régimen, ni siquiera los colectivos.

El gobierno mora entre 2 panoramas y si uno es malo el otro es peor (Chufo Llorens):

  1. La revolución esta armada para defenderse,
  2. El proceso constituyente avanzará con la elección de los asambleístas el 30 de julio y
  3. En el TSJ y CNE, están bajo amenaza terrorista.

La napolitana, organizadora del viaje por su consolidado catolicismo, agrega que no es aconsejable comparar al Presidente Turco con el de Venezuela:

  1. No hay duda con respecto a su nacionalidad,
  2. Estudió política y economía y
  3. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad Europea de Madrid. Sila no descarta que Erdogan dado su “bad mood” invadiría Venezuela. Le cuesta obviar su ironía.

Los tres amigos después de haber cumplido con San Charbel, cenan, ya en Estambul, en el restaurant Topaz, de comida turca contemporánea, ocasión que aprovechan Florencia y Sila para solicitar a Salin Hobaica las opciones de Venezuela para una transición democrática, quien puntualiza:

  1. La Fiscal General acaba de manifestar que el país debe apegarse a lo que establece el artículo 333 de la Constitución, conforme al cual ésta no perderá vigencia cuando no se observarse por acto de fuerza o se derogara por medios distintos previstos en ella,
  2. Todo individuo investido o no de autoridad está legitimado para requerir la vigencia de la Carta Magna,
  3. El Frente de Oficiales Retirados, que yo calificaría más bien “militares alarmados” por el asombro de que las Fuerzas Armadas a las cuales pertenecieron no hayan exigido la observancia de la legalidad, por el contrario, la cohonestan,
  4. Ante el apropiamiento de los poderes públicos y la aquiescencia de éstos al adueñamiento, se trabaja en una constituyente originaria como la de 1811, convocada y sufragada directamente por el pueblo (Artículo 347), sin concurrencia alguna de los poderes controlados por el gobierno, moción que se atribuye a Enrique Colmenares, Luis A. Dávila, Blanca Rosa Mármol, Luis Aguana y José V. Haro, con fundamento en sentencia de la CSJ que interpretando la soberanía habilitó a Chávez para la ANC que realizare a fin de aprobar la pomposa Constitución bolivariana, con la cual amenazaba llamándola “la bicha” y
  5. La legitimidad al pueblo para desconocer al régimen contrario a los valores democráticos, el artículo 350, que ustedes con seguridad han escuchado más de una vez.

Sila y Florencia expresan, casi seguidamente, que es un conflicto que demanda fuerza popular y asistencia castrense. Pero cómo lo logramos, reclama airadamente Hobaica.

Asuman Yılmaz, gentil mesonera que los atiende les expresa en perfecto español que conquistando, como lo ha expresado Monseñor Ovidio Pérez Morales, a los militares cristianos, creyentes, humanistas y patriotas, a liberar a la Fuerza Armada de su infidelidad al soberano y a la Constitución. El país no puede seguir entre “el artilugio” y “el hallazgo”, sinónimo y antónimo de “la tramoya” en la que lo han convertido. Por eso estoy en Turquía con mi familia, donde conseguí refugio, pues de Suecia me deportaron. Sila acota que “Asuman” en turco significa “cielo” y Yılmaz “valiente”.

Se alejan de la preocupación, ríen y Venezuela pasa a otro plano.

Otros Artículos